En su momento muchos llegaron a pensar que los robots aspiradores no eran más que otro cacharro electrónico que pasaría desapercibido. Pero lo cierto es que cada vez son más quienes desean pasar menos la escoba y aprovechar el tiempo en cosas más productivas, mientras uno de estos robóticos ayudantes se encarga de dejar los suelos relucientes.

Y si hay un referente de talla mundial cuando se habla de robots aspiradores este es la empresa iRobot que, desde que lanzó al mercado en el 2002 el primer Roomba, revolucionaron el mundo de la limpieza doméstica.

No sabemos si en ese momento eran conscientes del éxito que iban a tener sus robots aspiradores, pero lo que sí hay que decir es que desde los cuarteles generales de iRobot han querido añadir algo más de innovación a la fórmula. Esta innovación se ha traducido en el nuevo modelo Roomba i7+.

Y es esta nueva apuesta tecnológica en limpieza automatizada la que vamos a analizar en detalle para decirte todo lo que trae. ¡Vamos a ello!

Roomba i7+: Más independencia con el vaciado automático

Hay quien guarda lo mejor para el final, pero en este caso es difícil no decantarse por hablar de una de las características más novedosas que trae consigo el Roomba i7+: el esperado vaciado automático.

El sistema de residuos del Roomba i7+
En la imagen podemos ver cómo funciona el sistema de vaciado automático con bolsas desechables del Roomba i7+.

Esto no es algo totalmente nuevo, ya lo habíamos visto sistemas similares en robots aspiradores de otras marcas, como el Deebot R98 de Ecovacs, y a estas fechas un Roomba con vaciado automático no es algo que nos sorprenda demasiado.

Al fin y al cabo, el último objetivo de los robots domésticos es ganar autonomía a cada día que pasa.

El Roomba i7+ viene con una particular base de carga llamada CleanBase, que funciona a modo de estación de vaciado. Una vez el robot ha terminado de realizar la limpieza, éste regresa a su base para que le aspire la suciedad y la lleve a un compartimiento que tiene 30 veces la capacidad del depósito del robot.

Esto, según Christian Cerda, COO de iRobot, “mejora la experiencia del cliente al eliminar el desorden de polvo y sucio que a menudo se asocia con el vaciado de los recipientes de una aspiradora.

En ese aspecto ya no tendrás que preocuparte por vaciar el depósito del robot tras la limpieza, podrás esperar varias semanas para desechar la bolsa que recoge la suciedad y se encuentra dentro del compartimiento de la base.

La mala noticia es que cada bolsa desechable se está vendiendo por casi 7€ (19,99€ el pack de 3). Un precio elevado –y recurrente– para algo tan sencillo como una bolsa desechable.

Sistema de limpieza en 3 etapas, la promesa de eficacia del Roomba i7+

El sistema de limpieza en 3 etapas del que hace gala el Roomba i7+

Primera etapa: Cepillo lateral

Es el primer elemento, el cepillo giratorio de barrido que dirige la suciedad a la zona central del robot, tiene una inclinación de 27° para barrer el polvo y la suciedad de los bordes y esquinas de las paredes.

Segunda etapa: Cepillos de goma multisuperficie

Uno de los principales retos a los que se enfrentan los robots aspiradores son los pelos de mascotas y los cabellos, ya que al ser largos y finos tienden a enrollarse en los cepillos.

Esto le ocurre mucho a los clásicos cepillos que solo disponen de cerdas, por eso este nuevo modelo, al igual que con la serie de gama alta de iRobot, emplea dos cepillos de goma multisuperficie eliminan 50% más suciedad que los modelos con cepillos de cerdas tradicionales, según las propias estimaciones de la marca.

El cabezal de los cepillos se adapta a los desniveles y cada uno rota de forma inversa a como lo hace su compañero, así que mientras un cepillo se encarga de desincrustar y levantar la suciedad adherida al suelo o las alfombras, el otro se mueve en la dirección opuesta para dirigirla al centro y aspirarla.

Tercera etapa: Aspirado

Por bien diseñados que puedan ser los cepillos de goma, no podrían hacer mucho sino están acompañados de una fuerza de succión que esté a la par, y en este nuevo modelo la potencia es de 5 veces más con respecto a los primero modelos de la serie Roomba 900 y de 10 veces si se le compara con la serie Roomba 600.

Sin embargo, una vez más y como es habitual en Roomba, no han hecho pública la potencia de succión real del robot, por lo que se hace difícil compararla con la competencia. Algunas publicaciones especializadas en inglés han estimado que que potencia de succión del Roomba i7+ puede llegar hasta los 1.700 pA.

Si lo comparamos con la competencia vemos que se queda algo corto de potencia de succión –más teniendo en cuenta su elevado precio: El Conga 3090 y el Xiaomi S50 Vacuum 2 llegan hasta los 2.000 pA.

El motor del i7 vendría a ser el mismo del Roomba 980. Es decir, que podemos esperar un rendimiento similar tanto en suelos duros como alfombras, la diferencia es que han desplazado el motor para otorgarle un contenedor para suciedad un poco más grande.

Con este nivel de potencia estimada (1700 pA) el robot puede aspirar partículas de polvo y suciedad de mayor tamaño, y las lleva a su depósito que cuenta con un filtro de alta eficiencia HEPA.

Lo potencia de succión del Roomba i7+ es suficiente para los residuos que podemos encontrar en un hogar común.

Estos tres elementos conforman el sistema Aeroforce , y no se esperaba menos de un modelo que busca ser el nuevo buque insignia de Roomba. Y si hablamos de “buques”, entonces tenemos que hablar de la calidad de la navegación, y ese es nuestro siguiente ítem a analizar.

Navegación inteligente y sistema de mapeado: ¿Hay mejoras en el Roomba i7+?

Habíamos dicho que lo mejor era el vaciado automático, pues bien, realmente lo es por lo práctico que puede llegar a ser. Pero a riesgo de sonar repetitivos, sin un robot que esté a la altura ninguna estación de vaciado será bien aprovechada.

¿Está a la altura el Roomba i7+? ¿Su sistema de navegación es suficientemente eficiente?

iAdapt 3.0

Es el sistema de navegación inteligente de los Roomba que en el i7+ ya se encuentra en su tercera generación. Este sistema funciona con una serie de sensores repartidos en el robot que le permiten ejecutar un movimiento fluido por toda la casa.

Entre los sensores más importante se encuentran:

  • Sensor óptico RCON: con la que el robot reconoce los dispositivos compatibles como las paredes virtuales o la misma base de carga.
  • Sensores de desnivel: con estos el robot envía constantemente señales infrarrojas al suelo y espera a que estas reboten de vuelta, si tardan en llegar de vuelta o simplemente no llegan, el robot se detiene y cambia de dirección.
  • Sensor de rastreo de suelos: Funcionan como el ratón del ordenador con un haz de luz proyectado al suelo que le ayuda a saber cuánta distancia y en qué sentido se ha desplazado. Este sensor complementa el trabajo de la cámara en el mapeado del hogar.
  • Sensores de choque suave para diferenciar el roce con paredes, objetos, cortinas o las sabanas de la cama.
  • Sensor de seguimiento de pared: Le indican la distancia a la que está de una pared.

Todos estos sensores trabajan en conjunto con el sistema de procesamiento del robot para darle un tiempo de respuesta rápido, haciéndolo capaz de tomar más de 60 decisiones por segundo.

El i7+ dispone de un procesador Qualcomm APQ8009 de cuatro núcleos, generalmente usado en tablets y smartphones Android, por lo que es de esperar un rendimiento de navegación mucho mejor que el Roomba 980, pero no por ello más óptimo que robots aspiradores con laser.

vSlam

La Visión de Localización y Modelado Simultáneos, por sus siglas en ingles vSlam, es la tecnología con la que el robot realiza un mapeo de toda el área por la que pasa, al tiempo que crea referencias visuales para mantener un registro de los lugares en los que ya ha estado y los que aún debe limpiar.

La navegación vSLAM del Roomba i7+ mediante cámara promete ser capaz de diferenciar entre las diferentes habitaciones del hogar.

El vSlam funciona por medio de una cámara situada en la parte superior del Roomba, que también le sirve para detectar patrones de luz y oscuridad, como los generados por los muebles, y aprovecharlos para su orientación.

Además la tecnología se apoya con los datos de odometría que recopila el robot aspirador a partir de la distancia recorrida por las ruedas, y así generar el mapa de tu hogar.

¿Mapeado mediante cámara o laser?

Como ya sabemos el Roomba i7 emplea una cámara en conjunto con los sensores para realizar el mapeo de su entorno y desplazarse de manera fluida. Sin embargo es la cámara en sí la principal protagonista y responsable de mapeado.

Pero para muchos de nosotros –los más entusiastas de los robots aspiradores– el que un modelo que debe ser el buque insignia de iRobot use procesamiento de imágenes con cámara y no guiado mediante laser puede resultar confuso.

Es decir, esperábamos que, ante las últimas propuestas de Cecotec, Xiaomi o Neato que cuentan con torretas laser, los de iRobot dieran el próximo paso y sacaran al mercado un modelo equivalente que contara con la precisa navegación mediante sensores láser.

Como bien sabrás si has visitado más de una vez nuestra página, somos bastante críticos con los sistemas de mapeado mediante captación de imágenes (puedes leer más al respecto en nuestra Guía Definitiva de robots aspiradores) y teníamos la esperanza que Roomba abandonara de una vez el cuestionable mapeado mediante cámara.

Cuando se compara los Roomba con navegación mediante captación de imágenes con robots aspiradores que usan mapeo láser, los Roomba suelen tener un rendimiento menos eficiente e incluso errático. Si lo quieres comprobar puedes ver nuestra propia prueba entre el Cecotec 3090 y el Roomba 980.

La navegación iAdapt 3.0 mediante cámara promete eficacia y mapeado exigente… ¿Estará a la altura de sus promesas?

Además el laser tiene la ventaja de que puede trabajar en condiciones de oscuridad mientras que la cámara necesita al menos un poco de luz para poder desplazarse con propiedad.

¿Entonces porque seguir con la cámara? Desde iRobot afirman que el procesamiento de imágenes reconoce más información del entorno a diferencia del laser, y para eso apuestan por el software y la capacidad de procesamiento de su robot para sacar el máximo provecho de esta.

Una decisión y unos argumentos muy cuestionable.

Cabe recordar que el Roomba i7+ dispone de un procesador Qualcomm APQ8009 de cuatro núcleos, generalmente usado en tablets y smartphones Android, por lo que es de esperar un rendimiento de navegación mejor que en el Roomba 980.

Aún así, ¿Estará a la altura de los robots con mapeado láser? Tenemos serias dudas al respecto…

Tu propio mapa del tesoro con Imprint Smart Mappping

Lo interesante del sistema de mapeado del Roomba i7 es que los datos que recopila se conservan en la memoria para que tú, desde la aplicación para el móvil, puedas tener el mapa de tu hogar e interactuar con éste.

De este modo tendrás la opción de programarlo para que limpie una habitación específica, la cual podrás designar por su nombre para que sea más fácil indicarle a nuestro pequeño ayudante cuándo y dónde debe limpiar.

Y en el caso de que tu hogar tenga más de un piso, pues el robot en conjunto con la aplicación puede almacenar hasta 10 planos, así podrás dejar que tu robot limpie, por ejemplo, la planta baja, el primer piso o el sótano.

Mediante la aplicación podemos delimitar y dar nombre a cada habitación del hogar | Crédito de la imagen: Kevin Raposo / KnowTechie.

Claro que siempre tendrás que llevarlo tú mismo a cada planta, el modelo que sube y baja escaleras aun no ha sido inventado –esperamos que esté en la fase de pruebas.

¿Qué pasaría si cambió de posición mis muebles?

Es una de las preguntas que puedes hacerte después de que tu hogar ha sido mapeado por el robot. En este caso si reorganizas los muebles o haces algún otro cambio significativo es mejor eliminar el mapa anterior y hacer que el Roomba haga uno nuevo para que pueda navegar correctamente.

Ahora bien, un poco de desorden o una silla que se movió de lugar no deberían afectar la eficacia del robot.

De igual forma para mejorar el proceso de mapeado siempre es una mejor dejar que el Roomba haga recorridos de práctica con buena luz antes de realiza la primera limpieza. Éstos pueden configurarse desde la app.

Después de hablar tanto sobre mapeado y navegación inteligente hay que mencionar que algunas personas pueden sentirse un poco incómodas con la idea de que son “espiados” por el robot que, recordemos, lleva una cámara y está conectado a Internet.

Sin embargo, desde iRobot han puesto énfasis a las políticas de privacidad y en que los datos recopilados se encriptan para mayor seguridad. Además afirman que de ningún modo facilitarán mapas o cualquier otro tipo de datos privados a terceros.

Roomba i7+: No sería inteligente sin una App a la medida

Tal como lo esperábamos no podía faltar la integración con la aplicación iRobot HOME, que vendría a ser la misma con la que funcionan los modelos anteriores como el Roomba 980. Está disponible para iOS y Android, y la verdad es muy sencilla de usar.

Desde la aplicación podemos configurar el robot, así que recuerda situar la base en un lugar que tenga buena cobertura del Wi-Fi.

Además de lo que explicamos en el apartado del Imprint Smart Mapping, desde la aplicación también se configuran las preferencias de limpieza, podemos elegir el modo automático, el modo de una pasada, y el de dos pasadas si quieres una limpieza más exhaustiva.

El Roomba i7 también tiene integración con los asistentes de voz, Alexa de Amazon y Google Assistant, y con tan solo descargar la aplicación iRobot HOME podrás añadir el dispositivo, para esto deberás ingresar el correo electrónico y la contraseña de tu cuenta de iRobot.

Luego de ello podrás activar tu Roomba con solo decir “¡Alexa, haz que Roomba limpie la cocina!” o “OK, Google, comienza a limpiar con Roomba!

Esto amigos nuestros en una maravilla, y ya es la delicia de los mas “techies”  a quienes la idea de tener un hogar inteligente e interconectado es un paso que los acerca cada vez más a un futuro de ciencia ficción.

La programación semanal se realiza muy fácilmente y nos permite seleccionar, cual si fuera una alarma de despertador,  los días y la hora en que debe realizar la rutina de limpieza, y en qué habitaciones debe hacerlo.

Asimismo tendremos acceso al historial de limpieza en el Clean Map para saber en qué zonas ya ha pasado el robot y cuánto tiempo le ha tomado el realizarla.

La aplicación también ofrece una sección sobre el estado del depósito y el robot en general, así como instrucciones para el mantenimiento del Roomba.

Y como detalle extra también podemos localizar el robot o incluso asignarle un nombre.

Roomba i7+: Otras características a tener en cuenta

El Roomba i7+ tiene un diámetro de 34 cm y una altura de 9,2 cm que no difiere casi nada de modelos anteriores y es ideal para pasar debajo de los muebles, en tanto que la base tiene una altura de 48,26 cm de alto.

En cuanto a la autonomía, la batería de litio de 3300 mAH se traduce en 75 minutos, si en ese tiempo no ha terminado su labor regresará a su base y se recargará para retomar la limpieza desde el punto en que la dejó.

La compra del i7+, incluye, además del Robot y la base de autovaciado:

  • 2  bolsas para la suciedad para el contenedor de la Clean Base
  • 1 Pared Virtual con sus dos baterías AA
  • 1 filtro adicional
  • 1 cepillo para bordes adicional

CONCLUSIÓN: No dudamos de la calidad del Roomba i7+, pero sí de su precio y propuesta de mapeado

Hemos cubierto todos los aspectos de mayor relevancia de este nuevo Roomba, y en efecto hay ciertos elementos que sorprenden: Nos agrada que iRobot quiera darle un renovado empujón a la tecnología detrás de sus robots. iRobot llevaba tiempo acomodado sin presentar innovaciones significativas.

Es decir, estamos hablando de un robot que por ahora sólo se puede comprar en El Corte Inglés por un precio de 1.199€, aunque en este punto cabe acotar que se puede adquirir el robot sin la base especial por 899 € (Roomba i7, también disponible en la tienda online de El Corte Inglés), lo que sigue siendo caro para muchos bolsillos y realmente le hace perder el encanto.

Es cierto que el vaciado automático es algo atractivo, pero ¿vale la pena pagar más de 1000 € solo por esta funcionalidad? Que además tiene algunos puntos mejorables como lo es el uso de bolsas desechables.

¿La función de vaciado automático justifica los casi 1.200€ que cuesta este robot aspirador?

Se supone que una vez llena esta debe desecharse por completo, y tiene sentido si lo que se busca es no tener que lidiar con el polvo y la suciedad, pero sólo incluye 2 de estas bolsas.

Que sí, que las bolsas son muy prácticas, al estar dentro de la base mantiene abierta su boquilla para almacenar la suciedad y al alzarla por su pestaña esta misma cierra la boquilla para que no se salga el polvo. Pero de nuevo, solo nos incluyen dos de ellas, y cada pack de tres bolsas adicionales cuestan 19,99€, un gasto extra a tener en cuenta a largo plazo.

Aunque los fabricantes no lo dicen, es posible reutilizar la bolsa más de una vez y ya entre los usuarios de este modelo hay quienes prefieren vaciarlas una vez llena y volver a insertarla en la base.  Una idea para solucionar esto hubiera sido tener un depósito desmontable en la base que pudiera vaciarse como cualquier otro en caso de no querer usar las bolsas.

Sin embargo hay que decir que estás sí que son una ventaja para las personas con movilidad reducida ya que solo tienen que desecharla y colocar una nueva, sin tener que pasar por el acostumbrado proceso de limpiar el depósito del robot.

El Roomba i7+ no es un robot para todos, pagar más de 1000€ por este no parece una muy buena idea teniendo en cuenta que en el mercado ya existen muchas opciones de robots aspiradores que ofrecen una gran eficacia a un precio mucho –muchísimo– más competitivo.

Su principal baza es el autovaciado, pero sólo aquellos que estén muy interesados en olvidarse de limpiar el depósito después de la limpieza y tengan un presupuesto holgado estarán dispuestos a comprarlo: Y este segmento de mercado al que va destinado el Roomba i7+ es una minoría,  a nuestro parecer.

La aplicación de iRobot nos avisará cada vez que tengamos que extraer y tirar las bolsas desechables de residuos.

Si te tenemos que ser sinceros, nos hubiera encantado poder titular este artículo de la siguiente manera: “Llega a España el Roomba i7+, ¡El esperado Roomba con navegación láser!.

Sin embargo, vemos que Roomba ha puesto el acento de su innovación en un aspecto completamente accesorio: El vaciado automático.

Esta estrategia nos genera serias dudas y hubiéramos preferido ver como Roomba centraba sus esfuerzos de innovación en un aspecto fundamental: El sistema de navegación y mapeado.

El Roomba i7+ es un buen robot, de eso no hay duda. Limpiará eficazmente  el polvo, los pelos de mascotas y la suciedad, y han hecho una mejora con respecto a la versión anterior, el Roomba 980.

Pero se trata de una actualización de la que esperábamos unas prestaciones mucho más avanzadas; y más tratándose de iRobot.

Pros

  • El autovaciado es una importante novedad, si bien puede ser un poco ruidoso al momento de vaciar el robot.
  • El sistema de navegación iAdapt 3.0.
  • Poder de succión aceptable (1700 pA).
  • Control por medio de la aplicación.
  • Compatibilidad con Alexa y Google Assistant, asistentes cada vez más presentes en hogares de todo el mundo.

Contras

  • Es un electrodoméstico muy caro comparado con la competencia.
  • No tiene función para pasar la mopa o fregar.
  • La necesidad de bolsas desechables donde se acumula la suciedad en la base y el precio de éstas: 19,99€ por 3 bolsas.
  • Nos preguntamos si no hubiera sido más adecuado que Roomba hubiera innovado en su sistema de navegación en vez de centrar su estrategia en un sistema de autovaciado.

¿Te ha parecido útil este artículo?

¡Valóralo haciendo click en los corazones!

Nota media / 5. Total de votos:

¡Gracias!

Si te ha gustado el artículo... ¿Nos sigues en nuestro canal de Youtube?

Sentimos que este artículo no te haya parecido útil :(

¡Ayúdanos a mejorar!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here